Live coding en México: una revisión a partir del concierto “A la escucha del código fuente”

Hernani Villaseñor Ramírez.
Doctorado en Música, FaM UNAM.
marzo, 2019

El viernes primero de marzo del 2019 se llevó a cabo en el museo Ex Teresa Arte Actual el concierto A la escucha del código fuente: una aproximación al live coding en México del cual estuve a cargo de la curaduría. Este evento estuvo enmarcado dentro de las actividades paralelas de la exposición Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México. Para organizar este concierto partí de la premisa de que el live coding en México puede dividirse en tres etapas desde el año 2006 hasta la fecha: una etapa de exploración, una de enseñanza y configuración, y otra de consolidación. A partir de esta idea invité a Marianne Teixido, Emilio Ocelotl, Alejandro Hernández, Jaime Jalil, Karen del Valle, Eduardo Meléndez, José Carlos Hasbun, Malitzin Cortés, Libertad Figueroa, Isaura Román, Rodrigo Frenk, Mitzi Olvera y Jaime Lobato quienes conformaron cuatro grupos de tres o cuatro personas. Para realizar el concierto se montaron tres pantallas con el objetivo de mostrar el código fuente y en algunos casos imagen —una pantalla al fondo del espacio y dos de manera lateral—. El sonido de cada grupo salió mezclado a través de un sistema estéreo y los participantes se colocaron en una mesa al frente. Pero ¿qué resume este concierto?, ¿qué muestra de las tres etapas propuestas? y ¿cómo se ha transformado el live coding en México?

imagen1
Publicidad del concierto. Diseño por Ex Teresa Arte Actual.
imagen2
Libertad Figueroa, Isaura Román y Malitzin Cortés. Ex Teresa, 1 de marzo 2019. Archivo personal.
imagen3.JPG
Jaime Lobato, Mitzi Olvera y Rodrigo Frenk. Ex Teresa, 1 de marzo 2019. Archivo personal.

A continuación, haré una breve descripción de cada etapa, en las que, creo, se puede dividir el desarrollo del live coding en México.

La primera etapa puede rastrearse entre los años 2006 y 2009 en ciertas actividades realizadas por integrantes del Taller de Audio del Centro Multimedia (CMM), como algunos conciertos de la agrupación mU, formada por Ernesto Romero, Eduardo Meléndez y Ezequiel Netri o en algunos conciertos realizados por el propio Netri.1 En esta etapa se menciona poco el término live coding, el cual es tomado de las ideas de TOPLAP, una organización de promoción y difusión del live coding surgida en Europa, esto se puede observar a través de algunos conciertos que mU anunció en el sitio web de TOPLAP (véase wiki de eventos).


mU en Habitación del Ruido, septiembre 2006. Ciudad de México.


imagen4
Publicidad del acto en vivo Prácticas con código vivo. CCEMX, julio 2009. Imagen del blog de Ezequiel Netri.

La segunda etapa puede establecerse entre los años 2010 y 2014 también en el Centro Multimedia, quizá no como una continuación de las actividades de mU, sino del proyecto educativo que el Taller de Audio proponía desde el año 2007. Este programa se orientaba a la enseñanza de software libre y de código abierto para las artes como SuperCollider, Processing, Arduino, Pure Data y Fluxus. Aunque el tema de live coding era revisado de manera general en algunos cursos y talleres, es hasta finales del año 2010 que el Taller de Audio organiza el primer concierto de live coding.2 Es así que, durante los siguientes años y hasta finales del 2014, el Taller de Audio organizó regularmente sesiones de live coding que se caracterizaron por la escritura de código fuente desde cero, una duración de nueve minutos por participación, la proyección del código para el público, la participación de un live coder de sonido y otro de imagen por turno, y un uso predominante de los softwares SuperCollider y Fluxus.3 Pese a que el concepto de live coding en el CMM estaba influenciado por las ideas expuestas en el sitio web de TOPLAP, esta segunda etapa se caracterizó por el desarrollo de una forma particular de hacer live coding que trataba de responder a la pregunta ¿qué es y cómo se hace live coding? En esta etapa, la participación colectiva y la búsqueda de diferentes modos de aproximarse a los nueve minutos desde cero configuraron, junto a las características antes mencionadas, un modo de creación que quizá puede identificarse como el “estilo mexicano de live coding” (Griffiths, 2012). El soporte de un espacio institucional que permitía reunirse y facilitaba infraestructura técnica y social propició un intercambio de ideas entre participantes y la creación de una comunidad en torno al live coding.

imagen5.JPG
Elihú Garret y Valeri Faxtar en la sesión 23 de live coding. Casa Vecina, junio 2013. Archivo personal.
imagen6.JPG
Mitzi Olvera y Aristóteles Benítez en la sesión 22 de live coding. Facultad de Ciencias, UNAM, mayo 2013. Archivo personal.

La tercera etapa puede identificarse a inicios del 2015 cuando ocurren algunos cambios en el Taller de Audio del Centro Multimedia que dejan sin sede a la comunidad de live coding formada en años anteriores. Hasta ese momento, el Centro Multimedia había sido —y lo sigue siendo para otras comunidades— un punto de encuentro que mantenía cohesionada a dicha comunidad. Después de un periodo de mucha actividad, el live coding en México pierde fuerza como práctica colectiva, sin embargo, algunos participantes de las sesiones del CMM continuaron organizando eventos de manera esporádica, lo que coincide con dos momentos a nivel global que van a propiciar la consolidación de algunos actores de la escena mexicana de live coding a nivel internacional:4 uno es el desarrollo de la práctica de live coding en un contexto de música electrónica bailable bajo el movimiento Algorave, surgido en Inglaterra y rápidamente diseminado en Europa, el norte de América y Japón; y otro, es la Conferencia Internacional de Live Coding (ICLC), celebrada cada año desde el 2015 en distintas ciudades del mundo, de las cuales una fue organizada en Morelia, México en el año 2017.

La práctica desde cero, en nueve minutos y por pares desarrollada en el CMM pasó a una preparación más elaborada del código fuente para tocar en vivo en eventos de una mayor extensión, los cuales encontraron en el Algorave una forma de adherirse a un movimiento global. Nuevos softwares como TidalCycles y mas tarde Hydra aparecen como una alternativa a SuperCollider y Fluxus, de los cuales se observa un uso cada vez más extendido. Además de lo antes mencionado, hay otros dos factores de movilidad que han contribuido a consolidar, a nivel global, el live coding en México: uno es la participación de varios live coders mexicanos en Algoraves internacionales y en las conferencias ICLC y el otro es el fenómeno de diáspora que se observa en la migración hacia Canadá, España, Brasil y Alemania por motivos de estudio o de trabajo. Por último, es necesario aclarar que si bien el presente texto habla de una práctica de live coding en México, esta ha padecido, como muchas prácticas artísticas en el país, de una centralización en la capital. Sin embargo, el live coding ha tenido resonancia en ciudades como Morelia, Guadalajara y Toluca, en las cuales se observa el desarrollo de escenas locales.

A pesar de una consolidación y desarrollo estético del live coding en México, me parece que recientemente hay una fuerte adherencia a las corrientes y formas de pensamiento propuestas por Toplap, Algorave e ICLC, lo cual pone a la escena mexicana en un contexto global, pero deja de lado un componente de búsqueda para configurar la práctica desde lo local, en lo estético, lo tecnológico5 y lo social, y aquí cabe preguntar: ¿es necesario un espacio institucional para mantener la cohesión de una comunidad y para desarrollar discursos locales?


Referencias

Ex Teresa Arte Actual, post de Facebook, 1/03/2019. Disponible: https://www.facebook.com/events/1107524856073072/. Última consulta: 10/03/2019.

Griffiths, Dave. (2012). “Mexican livecoding style”. Dave’s blog of art and programming, 21/11/2012. Disponible: http://www.pawfal.org/dave/blog/2012/11/mexican-livecoding-style/. Última consulta: 14/03/2019.

Toplap.org. “ManifiestoDraft”. Toplap.org. Disponible: https://toplap.org/wiki/ManifestoDraft. Última consulta: 16/03/2019.

Villaseñor, Hernani. (s.d.). “Live coding en México”. Disponible: http://www.hernanivillasenor.com/archivos/html/livecoding.html. Última consulta: 14/03/2019.


Notas

1 Por ejemplo, el concierto titulado Prácticas con código vivo: Re-modulación en vivo de código abierto a través de SuperCollider, llevado a cabo el 14 de julio de 2009 en el Centro Cultural de España dentro del ciclo Sinescenia.

2 El primer concierto colectivo de live coding en el CMM se realizó el 9 de diciembre de 2010 con alumnos del primer taller de Fluxus impartido por Luis Navarro y participantes de distintos talleres de SuperCollider. Véase http://cmm.cenart.gob.mx/cartelera/2010/diciembre.html#livecoding.

3 Se organizaron alrededor de 30 sesiones de live coding en el CMM y distintas sedes. Una descripción de estas sesiones puede leerse en la siguiente nota http://noticias.canal22.org.mx/2012/07/25/live-coding-apuesta-por-un-cadaver/.

4 Por ejemplo el dúo Mico Rex, Alexandra Cárdenas, Malitzin Cortés, y el grupo RGGTRN.

5 Respecto a lo tecnológico recientemente el dúo Piranha Lab, ha comenzado a organizar encuentros de live coding con el objetivo de visibilizar tecnologías desarrolladas en México y Latinoamérica, por ejemplo CaosBox, Instrument, Orbit, Cine vivo e Hydra.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s